Cepillado Dental en Niños y Bebés. Guía Higiene Bucal Infantil

El cepillado dental y la higiene bucal en bebés y niños no solo pretende proteger los dientes temporales de la caries sino que tiene como fin establecer buenos hábitos de higiene oral así como un patrón de cuidados bucales que acompañen a los pequeños durante el resto de su vida.

Debido a lo importante que es mantener una higiene bucal adecuada desde edades tempranas y fomentar estos hábitos saludables en los niños, esta guía pretende aportarte de forma resumida toda la información necesaria para el cuidado de la boca de tu pequeño.

 

Guía de Cepillado Dental & Higiene Bucal en Niños y Bebés

 

Higiene bucal antes de la erupción de los primeros dientes de leche (0-6 meses)

La higiene de la boca del bebé debe empezar en los primeros meses de vida. Desde el primer mes ya deberías limpiar las encías de tu bebé almenos una vez al día para retirar restos de leche y evitar su fermentación en la boca.

Puedes limpiar las encías del bebé con una gasa mojada en suero o infusión de manzanilla o con un cepillo dedal de silicona. O bien, a partir de los 3 meses, con cepillos con cerdas de silicona.

También puedes utilizar una pasta dental sin flúor, aunque no será necesario. En esta etapa lo importante es retirar restos de leche y empezar a masajear las encías para que el bebé se vaya acostumbrando a estas sensaciones.

 

Recuerda: 0-6 meses

  • Limpiar las encías 1 vez al día desde el primer mes
  • Usar gasa o dedal/cepillo con cerdas de silicona
  • Sin pasta dental o pasta sin flúor

 

Cepillado dental desde la erupción de los primeros dientes de leche hasta el primer cumpleaños. (6 meses – 1 año)

 

A partir del momento en que le salen los primeros dientes al bebé, alrededor del sexto mes, el cepillado dental se convierte en algo obligatorio. Y es que desde el momento en que los primeros dientes empiezan a asomar a través de la encía son susceptibles de los ataques ácidos de las bacterias de la caries.

La mejor manera de evitar la caries es asegurándote de que tu peque tiene sus dientes limpios. Por ello, cuando salen los dientes del bebé la higiene dental debe empezar a realizarse almenos 2 veces al día, por la mañana y por la noche.

Debes cepillar los dientes y encías de tu bebé con un cepillo adaptado a su edad. Lo más recomendable durante la etapa de erupción de los primeros dientes es utilizar un dedal o un cepillo con filamentos de silicona, que seguramente utilizarán también como mordedor y que les ayudará a aliviar el dolor de encías por la salida de los dientes.

Más tarde, cuando los primeros dientes ya han salido, sería el momento de dejar de usar cepillos de silicona y elegir un cepillo infantil de inicio  adecuado a su edad y al tamaño de la boca.

El cepillo de inicio de tu bebé debe tener filamentos de nylon suaves y de punta redondeada. Las cerdas de los cepillos y dedales de silicona pueden ir muy bien para masajear y retirar restos alimenticios de las encías del bebé, pero no son efectivas para eliminar la placa bacteriana y restos de comida de la superficie de los dientes.

A partir del momento en que salen los primeros dientes del bebé también debes introducir la pasta dental, que debe ser de 1000 ppm (partes por millón) de flúor. La cantidad que debes poner en el cepillo no debe ser mayor que el tamaño de un grano de arroz (manchar un poco el cepillo).

Además, no se debe mojar el cepillo de dientes para evitar que la pasta haga espuma, ya que a esta edad, el niño aún no sabe escupir. Deberías ir enseñando a tu pequeño a escupir y evitar que se trague la pasta, por el consecuente riesgo de fluorosis que comporta.

Durante esta etapa, tras realizar el cepillado dental, dejaremos que el niño juegue con el cepillo y le iremos enseñando paulatinamente cómo tiene que cepillarse los dientes.

 

Recuerda: 6 meses – 1 año 

  • Cepillado dental obligatorio desde la erupción
  • Cepillado mínimo 2 veces al día, mañana y noche.
  • Cepillo dental de inicio con filamentos de nylon 
  • Pasta dental con 1000 ppm de flúor
  • Cantidad de pasta “grano de arroz

 

Cepillado dental desde el primer cumpleaños hasta los 3 años de edad (1 -3 años)

 

A partir del primer año de edad, el cepillado debería empezar a realizarse después de cada comida. Es importante que el cepillado de la noche sea después de la última toma si el niño sigue lactando. Lo primordial es que el niño no se vaya a dormir con restos de alimentos o leche en los dientes ya que esto favorecería un cuadro de caries.

A los 2 años cambiaremos el cepillo de dientes de inicio por un cepillo de segunda fase (para 2 años en adelante) más adaptado a la boca del pequeño. Continuaremos utilizando una pasta con 1000 ppm de flúor en la cantidad de grano de arroz.  Las recomendaciones son prácticamente las mismas que para la etapa anterior.

 

Recuerda: 1 año – 3 años

  • Cepillado dental obligatorio desde la erupción
  • Cepillado tras cada comida
  • Transición del cepillo de inicio a un cepillo de segunda fase 
  • Pasta dental con 1000 ppm de flúor
  • Cantidad de pasta “grano de arroz

 

Cepillado dental de los 3 a los 6 años de edad

 

A partir de los 3 años de edad, el niño ya debería empezar a cepillarse los dientes por él mismo. Poco a poco irá adquiriendo el desarrollo psicomotor que le permita cepillarse los dientes correctamente, pero se considera que hasta los 6 años no tiene suficiente habilidad para hacerlo sólo, por lo que hasta entonces los padres deben seguir realizando el cepillado o “repasando” según la habilidad del pequeño. Seguiremos realizando el cepillado tras cada comida y motivaremos al niño para que tenga la iniciativa propia de cepillarse los dientes después de comer.

En esta etapa introduciremos nuevos cambios. Cambiaremos la pasta dental, que a partir de los 3 años debe tener una concentración de flúor de entre 1000 y 1450 ppm de flúor. La concentración de flúor la determinará el odontopediatra según el riesgo de caries. Si el niño ya sabe escupir, utilizaremos la cantidad del tamaño de un guisante. Si aún no ha aprendido o creemos que puede tragar pasta dental, seguiremos con el tamaño grano de arroz.

También a partir de los 2-3 años (cuando erupcionen los molares) empezaremos a pasar el hilo dental entre los dientes. Lo más aconsejable cuando son aún pequeños es comenzar con aplicadores de hilo dental tipo flosser, pasándolos entre todos los dientes, especialmente si el niño no tiene espacios abiertos. Cuando el niño es un poco más mayor, podemos comenzar a enseñarle cómo utilizarlos para que lo haga él mismo.

Recuerda: 3 años – 6 años

  • Cepillado dental tras cada comida
  • Cepillo infantil de segunda fase  
  • Pasta dental con 1000-1450 ppm de flúor
  • Cantidad de pasta “guisante
  • Introducción del hilo dental con flossers

 

Cepillado dental a partir de los 6 años de edad

 

A los 6 años el niño ya debería tener la habilidad y destreza suficientes como para cepillarse los dientes sólo y de forma correcta, aunque se recomienda que los padres o cuidadores supervisen el cepillado hasta los 7-8 años, y a partir de esta edad, supervisión del cepillado nocturno hasta la adolescencia.

En esta etapa, la pasta de dientes debe tener una concentración de almenos 1450 ppm de flúor (equiparable a la concentración de la pasta de adultos) y la cantidad debe ser del tamaño de un garbanzo. Nuevamente, el odontopediatra valorará y determinará si el niño necesita una pasta de dientes con mayor concentración de flúor.

A partir de esta edad podemos empezar a enseñar paulatinamente al pequeño a utilizar el hilo dental convencional en carrete con la técnica adecuada, vigilando que no se haga daño en la encía. Para esta edad es recomendable el hilo dental encerado ya que tiene un mejor deslizamiento entre los dientes.

 

Recuerda: a partir de los 6 años

  • Supervisión del cepillado nocturno hasta la adolescencia
  • Cepillo infantil adaptado a su edad  
  • Pasta dental con 1450 ppm de flúor
  • Cantidad de pasta “garbanzo
  • Introducción del hilo dental convencional

 

Fuente: SEOP

Esta guía está en constante actualización siguiendo las recomendaciones de la Sociedad Española de Odontopediatría.