Cepillo de dientes para bebés. Cómo elegir el mejor cepillo desde la erupción a los 2 años.

Aunque la higiene bucal del bebé debe iniciarse durante el primer mes de vida con la limpieza de las encías, en el momento en que salen los primeros dientes del bebé es obligatorio introducir el cepillado con un cepillo de dientes para bebés de inicio con filamentos de nylon y una pasta de dientes indicada para su edad.

A continuación encontrarás una guía completa que te permitirá saber qué debes tener en cuenta para elegir el mejor cepillo de dientes para tu bebé, y más abajo una selección de los mejores cepillos para bebés desde el momento de la erupción de los primeros dientes hasta los 2 años para que no tengas que preocuparte por saber si estás escogiendo el producto adecuado para tu pequeño.

 

Cepillo de dientes para bebés. Cómo elegir el mejor cepillo de 0-2 años

 

Cómo debe ser el cepillo de dientes de tu bebé

 

A partir de la erupción de los primeros dientes de leche del bebé, debemos dejar de utilizar cepillos o dedales de silicona y comprar un cepillo de dientes para bebés con filamentos de nylon.

Las cerdas de silicona de los dedales o cepillos mordedores y masajeadores están indicadas para limpiar y masajear las encías del bebé, pero no son efectivas para retirar la placa bacteriana de la superficie del esmalte de la primera dentición del bebé. Por este motivo, a partir del momento en que le salen los dientes al bebé, debemos abandonar las cerdas de silicona y cepillar los dientes con un cepillo de dientes de inicio con filamentos suaves de nylon, con el que le iremos enseñando la técnica de cepillado de manera paulatina.

 

Cepillo de dientes para bebés

 

¿Qué características debe tener un cepillo de dientes para bebés?

 

Mango

Es importante que el mango sea lo suficientemente grueso como para que el bebé pueda cogerlo con facilidad y agarrarlo firmemente. Asimismo es recomendable que sea de material plástico recubierto de silicona para mejorar el agarre y evitar que al bebé se le resbale de las manos si las tiene mojadas. Esto es especialmente importante cuando el bebé aún no ha cumplido el primer año y tiene dificultades para la prensión correcta del cepillo.

También es recomendable el mango del cepillo de dientes infantil sea largo, con el fin de que podáis coger el cepillo al mismo tiempo tanto tú como el bebé. De esta manera puedes enseñarle los movimientos que debe realizar con el cepillo para lavarse correctamente los dientes.

 

Cabezal

Así como el mango debe ser grande, en el caso del cabezal es al contrario. Debemos elegir un cabezal pequeño y redondeado que pueda llegar fácilmente a todos los rincones de la boca.

Los filamentos del cepillo deben ser de nylon con punta redondeada, lo más finos y suaves posible, para evitar que puedan dañar las mucosas y los primeros dientes del bebé.

 

Anillo de protección

Es recomendable que hasta los 2 años de edad, el cepillo de dientes infantil disponga de un anillo a modo de escudo protector. Al chocar con los labios, este escudo impide que el bebé pueda hacerse daño introduciéndose el cepillo hasta la garganta.

 

Capuchón protector

Aunque no es un requisito imprescindible, sí es muy recomendable que el cepillo de dientes infantil disponga de un capuchón de plástico para el cabezal. Esto permite guardar el cepillo de forma más higiénica, impidiendo que le pueda caer polvo o pueda llegar otro tipo de suciedad a los filamentos, llenando el cepillo de patógenos.

 

Recomendaciones de cepillo de dientes para bebés